domingo, 4 de mayo de 2008

-Una propiedad intelectual es, por ejemplo, un terreno que sabe muchas, muchas cosas.- Dice la flaca y ríe, ríe mucho y yo enseguida le retruco.
-Claro, así como un paraguas.- Ella duda. Lleva su dedo índice y lo moja en uno de sus labios, en ese momento se apagan las risotadas.
-¿Paraguas decís?-
-Sí, paraguas: Para-Las-Aguas, las detiene.-
-Claro, como anteojos: Ante-Ojos. Porque si vos mirás a la persona de frente está el cristal antes que los ojos-
-Mmm…, creo que ahí ya es más delicado, pero no entremos en cuestiones filosóficas. Mejor seguime cantando.-
-No, mejor cantemos juntos.-
Y bueno, cantamos, nada más cantamos. Afuera el mundo agonizaba y adentro dos grandes y sólidos magentas cantábamos y seguíamos cantando.

1 comentario:

Lina dijo...

Te dará más de esos días..